El robo de la manta

110 Lecturas

Transcripción

De un robo que se perpetra en una iglesia de un pueblo. Y curiosamente no se llevan ni los cálices ni na, lo único que se llevan es una manta. Y la manta debía ser muy importante. Luego después cuando la gente no sabe lo que es la manta, la tradición lo cambia, cambia la palabra manta por lámpara. Porque claro, como en una iglesia iba a haber una manta…ahora después te explicaré por qué, por qué había una manta. Pero aquella manta debía ser muy muy importante porque enseguida el señor cura se fue a ver al alcalde al consistorio y le dijo: 

—Quiero que sepas que nos han robado la manta.  

Y entonces, mandaron bandos por todo el pueblo a preguntar si…si alguien sabía de quién había robado la manta, pero pasaron unos días y nadie decía nada. Solamente el tonto del pueblo se paseaba por el pueblo gritando: 

—¡Yo cé quién ha dobado la manta! ¡Yo cé quién ha dobado la manta! 

Y claro, como no aparecía, al final dicen: 

—Bueno, a ver si es que este tío ha visto algo y nos puede explicar. 

Y lo llevaron al ayuntamiento.  

—Perico, ¿quién ha robado la manta? 

Y él claro, por primera vez en su vida se sintió importante. Y…se queda así mirando y le dijo: 

Pegúntamelo ota vez. 

—Perico, ¿quién ha robado la manta? 

Pegúntamelo ota vez.

Cuatro, cinco, seis…ocho, diez veces, las veces que tú quieras y el otro na más que: 

Pegúntamelo ota vez. 

Pegúntamelo ota vez. 

Ya al final, cuando ya estaban (…) 

—Dile a los concejales que vengan y que me…todo, todo, todo. 

Pues allí todos los concejales: 

—Perico, ¿quién ha robado la manta? 

Ya cada vez el tono más (…) 

—Coño, venga. Dínoslo ya de una puta vez. Perico, ¿quién ha robado la…? 

Total, que el cura por… esto, cogió y en la carroza de la procesión del Corpus, lo subió y lo llevó a una vuelta por to el pueblo. Y de vez en cuando, pues como pues pasaban las…De vez en cuando paraban en una capillica y la gente le preguntaba: 

—¡Perico! (ya de cachondeo), ¿quién ha robado la manta? 

Y él desde arriba: 

Pegúntamelo ota vez. 

Y ya por fin, cuando se iba a meter la procesión… 

—¡Perico! ¿Quién ha robado la manta? 

–¡Pegúntamelo cantando! 

Y entonces todo el mundo le dijo: 

—Periiicooo, ¿quién ha robado la manta? 

Y el Perico, riéndose solamente como los tontos saben reírse, se les quedó mirando y dijo: 

—Mira que sois tontos. Habán sido los ladoneeees…

  • Comparte en:

Te puede interesar

La mirlita

Leer más

133 Lecturas

La noche de los finados

Leer más

119 Lecturas

La liebre

Leer más

126 Lecturas

La chata merengüela

Leer más

54 Lecturas

Un rey africano

Leer más

51 Lecturas

Federico contaba

Leer más

45 Lecturas

Mira qué pajarito sin cola

Leer más

41 Lecturas

Me voy a acostar

Leer más

54 Lecturas

Los siete cabritillos

Leer más

90 Lecturas

El día de los Santos

Leer más

49 Lecturas

Caperucita roja

Leer más

53 Lecturas

Garbancito

Leer más

71 Lecturas

Barba Azul

Leer más

51 Lecturas

Una y dos a la palanca

Leer más

46 Lecturas

Leyenda de la mora de Santa Bárbara

Leer más

76 Lecturas

Cuento de nunca acabar

Leer más

53 Lecturas

En el baúl de mi abuela

Leer más

68 Lecturas

Pedro y el lobo

Leer más

76 Lecturas

El perrito flacucho

Leer más

53 Lecturas

La leyenda del Pozo de la Perla

Leer más

61 Lecturas

La casa de las viejas

Leer más

45 Lecturas

Pedrito y el lobo

Leer más

71 Lecturas

El rey que tenía dos hijos

Leer más

69 Lecturas

Hansel y Gretel

Leer más

42 Lecturas

La historia de una zanahoria

Leer más

58 Lecturas

En un charco

Leer más

74 Lecturas

Leyenda de la Virgen de Rus

Leer más

109 Lecturas

El Gallo Kiriko

Leer más

110 Lecturas

El gallo orgulloso

Leer más

48 Lecturas

Cuento del haba

Leer más

46 Lecturas

El castillo de irás y no volverás

Leer más

149 Lecturas

Cabecita de ajo

Leer más

132 Lecturas

Estrella, lucero y sol

Leer más

79 Lecturas

La estrellita del norte

Leer más

82 Lecturas

Las tres naranjas de la buena virtud

Leer más

192 Lecturas

Marieta, eta, eta

Leer más

71 Lecturas

Pulgarcito

Leer más

60 Lecturas

La ciervecita

Leer más

74 Lecturas

El león

Leer más

69 Lecturas

María la Cenicienta

Leer más

76 Lecturas

El pescador y su mujer

Leer más

83 Lecturas

Pacto con el demonio

Leer más

74 Lecturas

El burro, la mesa y el palo

Leer más

99 Lecturas

El medio pollito

Leer más

99 Lecturas

El rey y las tres barbas del demonio

Leer más

69 Lecturas

Los siete cuervos

Leer más

76 Lecturas

Pedro el valiente

Leer más

131 Lecturas

La ratita presumida

Leer más

57 Lecturas

Leyenda de la piedra

Leer más

65 Lecturas

La carta de la mala suerte

Leer más

52 Lecturas