La ratita presumida

53 Lecturas

Audio

Transcripción

Había una vez una ratita presumida que estaba barriendo la puerta de su casa y se encontró con una moneda de oro y dijo: “Bueno, ¿y con esta moneda qué haré? Pues me compraré unos caramelos. Bueno, bueno, es que me dolería la tripita. No, caramelos no. Me compraré, me compraré unos alfileres, ¡ah, no, que me pincharé! Pues entonces me compraré dos lacitos de seda rosa, y uno me pondré en la cabeza y otro en la colita, y así pues muy guapa estaré”.

Otro día se pone con sus lacitos, y se pone a barrer la puerta de su casa, y pasa por allí un perro, el Señor Perro y le dice: “Hola ratita, que bonita estás” dice “contigo me quiero casar” y la ratita “bueno y ¿por la noche que harás?” “Guau, guau, guau”. “Ah, no, que con tus ladridos me despertarás”. Así el perro se fue triste y cabizbajo.

Después pasó por allí el Señor Gallo y dijo: “Hola ratita, que linda estás, contigo me quiero casar”. “Ah, bueno, Señor Gallo y ¿por las noches que harás? “Kirikiki Kirikiki”. “Ah, no, que me despertarás”. Y el gallo salió corriendo.

Luego pasó por allí, el ratoncito, un ratoncito que había por allí, le dijo “Hola ratoncita, que guapa estás” y la ratoncita pues no le hizo caso y el ratoncito se fue muy triste, no le dijo nada, y se fue triste y nada, pues la ratita siguió barriendo la casa.

Y pasa por allí un gato y dice: “Hola ratita, que guapa y hermosa estás, ¿te quieres casar conmigo? y la ratita dice: “Bueno y ¿por las noches que harás? “Miau, miau” dijo el gato con su voz más dulce. “Bueno”, dijo la ratita: “Pues entonces contigo me quiero casar”.

Y así el señor gato dijo a la ratita “Bueno, pues un día antes de casarnos lo vamos a celebrar yéndonos de picnic al bosque”. Pues nada, se van al bosque y la ratita y el señor gato. Y el señor gato empieza a hacer una lumbre y mientras tanto, la ratita va y mira en la cesta y solo se encuentra un tenedor y un cuchillo. Extrañada, dice: “Pero bueno señor gato y ¿la comida que vamos a comer?”. Entonces el gato se lanza sobre la ratita y dice “¡A ti!”.

Y el ratoncito que se había percatado del asunto, fue detrás de ellos a ver que ocurría, ya temeroso de las intenciones del Señor Gato. Asique que cogió un palo, lo arrimó a la lumbre, le prendió fuego, y se lo puso en la cola del Señor Gato, que éste salió corriendo despavorido, y así salvó a la ratita.

Entonces la ratita le dijo: “¿Contigo, me quiero casar Señor Ratoncito?” dice “¿Y por las noches qué harás? Dice: “Yo dormir y callar, dormir y callar”. Y así fueron muy felices.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

  • Comparte en:

Te puede interesar

La mirlita

Leer más

126 Lecturas

La noche de los finados

Leer más

114 Lecturas

La liebre

Leer más

119 Lecturas

El robo de la manta

Leer más

102 Lecturas

La chata merengüela

Leer más

49 Lecturas

Un rey africano

Leer más

45 Lecturas

Federico contaba

Leer más

41 Lecturas

Mira qué pajarito sin cola

Leer más

38 Lecturas

Me voy a acostar

Leer más

52 Lecturas

Los siete cabritillos

Leer más

84 Lecturas

El día de los Santos

Leer más

43 Lecturas

Caperucita roja

Leer más

47 Lecturas

Garbancito

Leer más

55 Lecturas

Barba Azul

Leer más

48 Lecturas

Una y dos a la palanca

Leer más

40 Lecturas

Leyenda de la mora de Santa Bárbara

Leer más

67 Lecturas

Cuento de nunca acabar

Leer más

50 Lecturas

En el baúl de mi abuela

Leer más

64 Lecturas

Pedro y el lobo

Leer más

74 Lecturas

El perrito flacucho

Leer más

51 Lecturas

La leyenda del Pozo de la Perla

Leer más

54 Lecturas

La casa de las viejas

Leer más

41 Lecturas

Pedrito y el lobo

Leer más

66 Lecturas

El rey que tenía dos hijos

Leer más

63 Lecturas

Hansel y Gretel

Leer más

38 Lecturas

La historia de una zanahoria

Leer más

52 Lecturas

En un charco

Leer más

68 Lecturas

Leyenda de la Virgen de Rus

Leer más

104 Lecturas

El Gallo Kiriko

Leer más

102 Lecturas

El gallo orgulloso

Leer más

36 Lecturas

Cuento del haba

Leer más

43 Lecturas

El castillo de irás y no volverás

Leer más

138 Lecturas

Cabecita de ajo

Leer más

123 Lecturas

Estrella, lucero y sol

Leer más

73 Lecturas

La estrellita del norte

Leer más

74 Lecturas

Las tres naranjas de la buena virtud

Leer más

184 Lecturas

Marieta, eta, eta

Leer más

66 Lecturas

Pulgarcito

Leer más

56 Lecturas

La ciervecita

Leer más

69 Lecturas

El león

Leer más

64 Lecturas

María la Cenicienta

Leer más

71 Lecturas

El pescador y su mujer

Leer más

78 Lecturas

Pacto con el demonio

Leer más

69 Lecturas

El burro, la mesa y el palo

Leer más

94 Lecturas

El medio pollito

Leer más

95 Lecturas

El rey y las tres barbas del demonio

Leer más

63 Lecturas

Los siete cuervos

Leer más

71 Lecturas

Pedro el valiente

Leer más

126 Lecturas

Leyenda de la piedra

Leer más

55 Lecturas

La carta de la mala suerte

Leer más

48 Lecturas